Inicio

Hormigón impreso en Madrid y el mantenimiento del hormigón

 

Aunque ya hace algunas décadas que se utiliza el hormigón impreso para suelos en jardines y calles, ha sido durante los últimos años cuando este material ha ganado una gran popularidad, siendo demandado tanto por particulares para utilizarlo en sus terrazas, jardines y patios, como por instituciones para pavimentar lugares públicos. El motivo es que, como toda evolución natural, con los años se ha ido perfeccionando la técnica en su fabricación y acabados.

En Madrid, por ejemplo, se pueden encontrar varios lugares en los que el suelo, decorado con hormigón impreso, hace de las calles y las partes exteriores de las casas lugares realmente especiales. En la actualidad, el hormigón impreso ofrece una gran gama de colores y motivos decorativos; además, se trata de un material muy resistente que requiere poco mantenimiento.

 

Qué es el hormigón impreso

 

Se trata de un material antideslizante, impermeable y resistente a los rayos UV y a los cambios de temperatura. Siendo así, utilizar hormigón impreso en Madrid es la mejor de las opciones tanto para particulares como para empresas e instituciones.

El hormigón es una mezcla de cemento, agua y los elementos que se le agreguen dependiendo de para qué va a ser utilizado; los elementos agregados serán los que proporcionen al hormigón las propiedades necesarias para cada uso. En el caso del hormigón impreso, los elementos agregados son áridos, es decir, material granulado, pigmentos y aditivos. El agua que se utiliza para crear el hormigón impreso debe ser potable y limpia.

Una descripción general del hormigón impreso sería que es un pavimento en cuya superficie se han utilizado pigmentos; bajo su superficie, para crear el bajorrelieve, se utilizan moldes para crear las figuras que van a conformar la decoración del suelo hecho con hormigón impreso, y también la textura. De ese modo, el lugar en el que es utilizado el hormigón impreso puede cambiar totalmente a través de la decoración de su suelo.

 

Decorar con hormigón impreso

 

El hormigón impreso no únicamente se utiliza para el exterior, también es utilizado para decorar el interior de viviendas y locales. Gracias a la gran variedad de moldes, texturas y colores existentes, decorar el suelo con hormigón impreso puede hacer que una estancia, o la totalidad de una vivienda o local, cambien por completo, logrando así crear el ambiente deseado. El hormigón impreso también es utilizado para decorar el suelo de las azoteas. Es posible vivir en un piso en Madrid sur y utilizar hormigón impreso para simular que se trata de una casa en el campo o en la montaña, o decorar un bar o restaurante con una temática totalmente distinta a la vida urbana.

Existen muchos estilos de decoración, en todos ellos el suelo es un elemento muy importante para completar el ambiente que se desea. Con el hormigón impreso, un material económico y de rápida colocación, se puede conseguir el estilo de decoración ideal para cada persona. En Pavi Impreso se pueden encontrar todos los moldes y colores existentes en el mercado. Nuestra experiencia en las zonas de Madrid sur con hormigón impreso avalan nuestros resultados.

Mantenimiento del hormigón impreso

 

El hormigón impreso puede simular muchos tipos de material, incluso la madera. Su ventaja es que el mantenimiento es mucho más sencillo, conservar en buen estado un suelo de parquet, por ejemplo, requiere de muchos más cuidados. La forma de limpiar el suelo de hormigón impreso será distinta dependiendo del lugar en el que se haya instalado, sin embargo, es muy sencilla.

Mantenimiento del hormigón impreso en interiores

Será suficiente con retirar el polvo con una escoba de cerdas suaves o una aspiradora, del mismo modo que se haría con un suelo de baldosas, cada dos días o dependiendo de las preferencias de cada cual. Para fregar el suelo, es necesario utilizar productos con un PH neutro.

Mantenimiento del hormigón impreso en exteriores

Se retirará el polvo con una escoba de cerdas gruesas, de ese modo no se acumulará en las juntas si las hubiese. Para su limpieza con agua, una buena opción es utilizar una máquina de agua a presión, si no se dispone de ella se fregará el suelo con productos detergentes que tengan PH neutro.

Errores en el mantenimiento del hormigón impreso

Con el tiempo, el hormigón impreso puede perder brillo. En esos casos, muchas personas optan por colocar una capa de resina; ello es un error, la resina se utiliza para sellar las juntas, proteger el pavimento y realzar su color. Si se aplican varias capas de resina al hormigón impreso, se formará en él una capa que hará que se vea peor. La resina puede ser utilizada cada dos años, no de manera regular. En el caso de que se haya utilizado demasiadas veces y el suelo presente una veladura, es posible retirarla aplicando un pintado con disolvente y después utilizando agua a presión. Una vez retirada esa capa, se puede volver a aplicar resina.